Novedades

CONSTRUCCIÓN CON ACERO LIVIANO: 9.2.1 UBICACIÓN DE LA AISLACIÓN TÉRMICA

16/09/2013 | Como pauta básica la aislación térmica deberá colocarse en el perímetro del edificio, en todas aquellas zonas que separan un espacio interior acondicionado de uno no acondicionado o del exterior.

Fundaciones

  • Platea

Como ya se ha visto anteriormente en Fundaciones, para la platea de hormigón armado, la ubicación de la aislación estará determinada por la presencia o no de calefacción por piso radiante.

En el caso de una platea sin calefacción, la aislación se coloca antes del colado del hormigón de modo de quedar por debajo de la platea, protegiendo la totalidad del perímetro inferior de la misma.
En una platea con calefacción por piso radiante, la ejecución de un contrapiso para el pase de las cañerías, posibilita la colocación del material aislante entre la platea y el contrapiso.

En ambos casos el material más comúnmente utilizado para la aislación térmica
es el poliestireno expandidoen planchas.

  • Zapata Corrida

Como ya se ha visto anteriormente, la aislación en este tipo de fundación se coloca entre las vigas de entrepiso.
El material más comúnmente utilizado es la lana de vidrio en rollo, siendo el más apto debido al modo de instalación.
Para permitir el apoyo de los rollos de lana de vidrio, deberán colocarse unos flejes en el ala inferior de las vigas y transversalmente a las mismas.
El volumen de aire que circula por debajo del entrepiso contribuye a un mejor rendimiento de la lana de vidrio.

Paredes

Una de las características fundamentales del Steel Framing es el complemento entre los diferentes subsistemas que hacen al funcionamiento del sistema en su totalidad. En el caso de las aislaciones de paredes exteriores, al igual que el entrepiso, se aprovecha la cámara de aire generada por la propia estructura para la colocación del material aislante.
Los materiales más aptos para la aislación de paredes son: lana de vidrio (en rollo o proyectada) y espuma celulósica proyectada.
El mayor problema con el que se encuentra este sistema es la discontinuidad de la aislación. Dado que el material aislante se coloca entrelos montantes, inevitablemente será interrumpido por los perfiles, siendo el acero un material altamente conductor.

De modo de reducir el puente térmico, y así aumentar la eficiencia de la aislación, deberá colocarse otro material aislante por fuera de la estructura.
Para tal fin, se recurrirá a la colocación de planchas de poliestireno expandido (EPS) en la cara externa de las paredes exteriores.
La colocación del EPS sobre el substrato dependerá del tipo de terminación exterior.

Entrepisos

La utilización de un material que cumpla la función de aislante térmico en un entrepiso será necesaria en aquellos entrepisos húmedos que cuenten con un sistema de calefacción por piso radiante. En éstos casos, la colocación de un material aislante por debajo del contrapiso por el que pasan las cañerías de la instalación, disminuye las posibles pérdidas de calor a través del propio piso flotante.

De todos modos, como ya se ha visto en el capítulo de entrepisos,el material aislante en la conformación del multicapa de un piso flotante, cumple además la función de barrera de sonido. Por ello, aunque el entrepiso no cuente con un sistema de calefacción por piso radiante, la aislación no será omitida.
Los materiales más comúnmente utilizados para tal fin son el poliestireno expandido y la lana de vidrio compacta.

El modo de aplicación específico de cada uno de estos materiales ya se ha desarrollado en el capítulo de entrepisos.
La colocación de un material aislante entre las vigas de entrepiso, cuya función específica es la de acondicionamiento acústico, también contribuirá al control de la transmisión de calor de un espacio a otro.

Cubiertas

Siendo la cubierta la zona de mayor pérdida y/o ganancia de calor para un edificio, es muy importante regirse por el Balance Térmico para la elección del tipo y cualidad de los materiales de aislación más adecuados.

El sistema de aislación térmica adoptado puede surgir de la combinación de varios materiales y sus ubicaciones, dependiendo básicamente de la estructura de techos y del tipo de terminación exterior de la misma.

  • Cielorraso horizontal

La estructura de techos conformada por cabriadas cuenta con una gran ventaja: la posibilidad de generar un ático ventilado por el cual circule un volumen de aire, contribuyendo así a un mejor rendimiento de la aislación en el edificio.

Dado que el ático ventilado es un espacio no acondicionado, deberá aislarse la zona que separa el ático del espacio interior, aprovechándose el plano horizontal generado por el cordón inferior de las cabriadas, para la colocación del material aislante.

La lana de vidrio en rollose coloca generalmente “apoyada” por sobre los cordones inferiores de las cabriadas, en sentido transversal a las mismas.
Para evitar el paso del calor que se produce dada la discontinuidad del material, entre rollo y rollo podrá optarse por:

  • disponer una segunda capa de rollos sobre la primera y en sentido perpendicular a la misma.
  • generar continuidad mediante un material del tipo proyectable colocado
    sobre los rollos.

Otras precaución a tener en cuenta es que la aislación térmica, un vez colocada,  permita el paso de aire para ventilar el ático.

Los materiales del tipo lana de vidrio inyectada y espuma celulósica proyectada podrán utilizarse siempre y cuando se materialice previamente una superficie por encima de los cordones inferiores de las cabriadas sobre la cual aplicarlos.

  • Cielorraso con pendiente

En el caso de ser un cielorraso inclinado no visto, la aislación, tanto del tipo rollo como proyectado, se puede colocar entre los perfiles de la estructura de techos.
Siempre que el cielorraso sea visto, como de madera por ejemplo, la aislación inevitablemente deberá colocarse por encima de la estructura.

  • Sobre Cubierta

La aislación sobre el techo está ligada a la conformación exterior de la cubierta, dependiendo de los materiales de terminación utilizados.