Novedades

Construcción con Acero Liviano: 9.6 Selladores

21/10/2013 | El desempeño efectivo del cerramiento exterior de una construcción se define frecuentemente por su habilidad para mantener al agua de la lluvia y demás elementos del ambiente exterior, fuera del edificio.

En toda zona de contacto entre dos materiales existe una junta, que es un punto crítico para las infiltraciones de agua y de aire que se producen a través del cerramiento. Por lo tanto, es fundamental el correcto desarrollo del sellado de las juntas para proveer a la envolvente exterior de la resistencia a las inclemencias climáticas.

El sellador de juntas es uno de los elementos necesarios para la integridad de una construcción, ya que brinda a la misma una protección duradera contra los factores climáticos del ambiente exterior y de esta manera permite el confort, tanto como el ahorro de la energía, dentro del edificio.

En este punto se explican los procedimientos posibles para el diseño y desarrollo de una junta correctamente sellada, con respecto a los tipos de selladores más utilizados.

Fundamentalmente, los selladores tienen 2 funciones:

  • Establecer una barrera para evitar el paso de agua, aire, polvo, sonido, etc.
  • Unir dos soportes en movimiento, realizando así una unión elástica de gran estabilidad. Por lo tanto, este material debe garantizar la reversibilidad de sus deformaciones con el tiempo y en las diferentes y continuamente variables condiciones de temperatura.

Materiales y Características

Existen diversos productos de alto rendimiento para el sellado de las juntas. En base a las propiedades de cada sellador se selecciona el mas adecuado para cada aplicación especifica.

A continuación mencionamos algunos tipos de selladores y sus características principales, ejemplificando sus usos mas frecuentes:

  • Tipo Polisiloxano

Los selladores del tipo polisiloxano, son conocidos más genéricamente con el nombre de siliconas. Derivadas del cristal de roca de cuarzo, las siliconas son consideradas un producto inorgánico, y por lo tanto, tienen como una de sus características principales, un vida útil mínima de 10 años.

Las siliconas presentan alta repelencia al agua, resistencia a la radiación ultravioleta, al ozono, y a la exposición a altas y bajas temperaturas; y por lo tanto a la acción de la intemperie.

Las características fundamentales de estos selladores son:

Alta Versatilidad: Excelente adherencia sobre la gran mayoría de los materiales porosos así como sobre aluminio, acero y metales.

Estabilidad: Una vez curado, el sellador de siliconas permanece flexible bajo variadas temperaturas sin rajarse o volverse quebradizo.

Reacción: Estos selladores reaccionan con la humedad ambiente formando un elastómero de siliconas.

Las siliconas se clasifican, según el tipo de cura y el módulo, de la siguiente manera:

Tipos de Cura:
La cura puede ser Acética o Neutra, y estará determinada en cada caso por el tipo de substrato. El sellador de Cura Ácida se aplicará para superficies lisas mientras que el de Cura Neutra para superficies prosas.

Módulo:
El módulo es la capacidad de sellamiento de los selladores de siliconas. Pueden ser clasificados como selladores de alto(+-25%). medio(+-50%) o bajomódulo (+100%, -50%).

  • Tipo Poliuretano

La espuma de poliuretano es un complejo polímero químico y según sean la cantidad de componentes, los selladores poliuretánicos se clasifican en:

 

Selladores mono- componente: Son los selladores listos para su empleo y en caso necesario con la imprimación requerida. No tiene características como resistencia a raspaduras, velocidad de reacción o económicas optimas.

Selladores bi- componentes: Son los selladores suministrados en forma de varios componentes, que deben mezclarse, de acuerdo con las instrucciones del fabricante, antes de su colocación en obra.

 

Dado que la espuma de poliuretano es combustible es necesario considerar su forma de utilización, sabiendo que no debe estar expuesto a temperaturas por sobre los 95ºC.

Su utilización es ideal para eliminar los puentes térmicos y acústicos, ya que tiene excelentes características como aislante y sellador de infiltraciones de aire. Por lo tanto, es un material apto para rellenar cavidades de aberturas, exteriores e interiores, y zonas de puente acústico bajo zócalos entre habitaciones.

Las características fundamentales de las espumas poliuretánicas son:

  • Gran eficiencia de aislación por unidad de espesor
  • Estabilidad dimensional
  • Resistencia a la humedad
  • Gran adherencia
  • No requiere ventilación
  • Buena barrera para las infiltraciones de aire.

Ubicación habitual
Para el sistema de Steel Framing se puede dividir el uso de selladores globalmente en dos diferentes ubicaciones de aplicación:

  • encuentro del sistema con otros materiales
  • discontinuidades dentro del sistema
  • juntas de dilatación

Previo a la aplicación del sellador la superficie debe ser limpiada y, en algunos casos, tratada con una imprimación.

  •  Platea de hormigón

Previo al montaje de los paneles sobre la platea se colocará un sellador para la junta Acero- hormigón.

El sellador del tipo silicona se aplica mediante dos “líneas” sinuosas y paralelas (cocking) sobre la platea, en los tercios del ancho de la solera del panel y en todo el largo que el panel en cuestión tenga.

También puede utilizarse como sellador un material a base de espuma poliretánica impregnada con bitumen.

  • Pared de mampostería

El encuentro entre un panel exterior resuelto con Steel Framing y una pared de mampostería se resuelve como la figura de la derecha.

Deberá preverse que la superficie de apoyo lateral del panel se la más lisa posible. Para ello, podrá aplicarse sobre la pared de mampostería una faja vertical de revoque del ancho del panel de modo de absorber las posibles irregularidades de la pared.

El sellador del tipo silicona se aplica hacia el lado exterior y, dependiendo del tamaño de la junta, requiere de una masilla de estanqueidad.

  • Carpinterías

Hay dos fases en el sellado de la carpintería colocada.

  • Relleno de la junta abertura – muro.

Entre la carpintería y los paredes de Steel Framing existe un hueco alrededor, que necesite rellenar.
Uno de los materiales más adecuados y utilizados en el relleno de la junta entre ventana y muro por sus buenas prestaciones es la espuma de poliuretano. Debido a su
importancia damos una breve explicación de su aplicación en la fase de sellado.

  • Las superficies deben estar limpias y exentas de grasa.
  • Para conseguir una buena adherencia se debe humedecer las superficies con agua.
  • En cuanto a la cantidad de producto a aplicar, basta con rellenar de 1/3 a 1/2 del hueco. Una vez se endurezca el producto se recorta el sobrante.
  • Para huecos superiores a 10 cm. de profundidad, conviene aplicar por capas de 5 cm. de espesor humedeciendo ligeramente entre capas. Con esto, se consigue una mayor expansión y rendimiento del producto.
  • Acabado del producto: una vez endurecido (40 minutos aprox.) el producto se puede cortar, lijar, emplastecer o pintar. En las aplicaciones en el exterior, dado que la resistencia del poliuretano a los rayos UV es limitada, conviene protegerla por medio de tapetas, zócalos, pintura o sellantes de silicona.

La espuma de poliuretano aporta una insonorización considerable. No debe apelmazarse en exceso para evitar uniones rígidas entre marco y fábrica. No es correcto rellenar la junta a base de morteros porque se crea una unión rígida que termina por agrietarse a medida que se abre y cierra la ventana.

  • Sellado de la junta exterior abertura – muro.

En la parte exterior de la carpintería y del muro debe evitarse el paso de la humedad al interior de la vivienda. Este sellado es siempre imprescindible y tiene una gran importancia, ya que, con un buen sellado conseguimos una igualación de los movimientos y tolerancias entre la ventana y el muro, impidiendo que tanto la humedad como el aire puedan penetrar en el interior.

El material más comúnmente utilizado para esta aplicación es la silicona, que deberá ser compatible con los substratos.

  • Juntas de Dilatación

Las causas del movimiento pueden resumirse de la siguiente manera:

  • Dilataciones térmicas:
    • Diferenciales (soportes de naturaleza distinta).
    • Periódicas (día – noche, verano – invierno).
  • Solicitaciones mecánicas:
    • Empuje del viento.
    • Vibraciones (ondas sonoras).
    • Movimientos suelo (asentamiento, ondas sísmicas).
    • Uso (apertura y cierre de las hojas).

Para poder realizar este sistema de sellado, es preciso disponer de un material que pueda aplicarse en forma fluida y que, posteriormente a su aplicación, pueda vulcanizarse en un material que reúna las siguientes condiciones:

  • Trabajar alternativamente a tracción y a compresión, resistiendo la fatiga a esta deformación alternante, durante un número de ciclos.

  • Resistir el envejecimiento producido por la intemperie y los rayos solares, también por un tiempo determinado de ciclos, teniendo en cuenta que este envejecimiento es más crítico por el hecho de estar sometido el material de fatiga, por el esfuerzo alternativo.

  • Poseer adherencia suficiente sobre todos los elemento de la construcción que puedan servir de soporte.

Las juntas pueden ser frontales o de recubrimiento y se dimensionarán con relación al trabajo que tiene que soportar.